La nulidad que obligó a investigar de nuevo

La Cámara Federal de Córdoba le dio la razón al juez Federal al no hacer lugar al pedido de incompetencia y además dictó la nulidad de lo actuado por el fiscal Salman.
En la causa de la ONG que está en la órbita de la Justicia Federal, La Cámara Federal de Córdoba, determinó rechazar el pedido de incompetencia presentado por por los abogados Ramón Julio Azulay y María José Carrizo Díaz, el Defensor Público Oficial y  Enrique Leiva, conforme lo considerado. Es que en contra de lo resuelto por el Juez Federal de La Rioja, Dr. Daniel Herrera Piedrabuena, interpusieron recursos de apelación el Defensor Público Oficial Eduardo Narbona, el doctor Enrique Rodolfo Leiva  y los doctores Ramón J. Azulay y María J. Carrizo, todos ellos defensores de los denunciados; y el Fiscal Federal de La Rioja Horacio Salman.  
                                                           
La Cámara Federal de Córboba le dio la razón al Juez Federal y confirnó en todo, lo resuelto al NO HACER LUGAR AL PLANTEO DE INCOMPETENCIA, por el momento; y NULIFICÓ EN FORMA ABSOLUTA TODO LO ACTUADO POR EL FISCAL FEDERAL, que deberá realizar una nueva acusación ajustada a derecho.

Ente otras cuestiones, la Cámara de Córdoba dijo que “…al describir los acontecimientos jurídicamente relevantes, el Fiscal Federal de La Rioja sólo los subsume como incursos en los delitos de defraudación a la administración pública y lavado de activos, pero no indica las circunstancias de modo, tiempo y lugar en los que habrían acaecido, como así tampoco cual sería la participación de los imputados. Esta intimación insuficiente de los hechos, no sólo produce un menoscabo del derecho de defensa, sino que, además, se traduce en una futura imposibilidad del dictado de una eventual condena, en razón de que los cargos formulados a los imputados no se encuentran debidamente determinados…”
De tal forma la acusación del fiscal federal  “…se encuentran viciados de nulidad absoluta pues impiden o dificultan a los imputados conocer los hechos ilícitos que se le atribuyen…” imposibilitando ejercer el derecho de defensa. Por lo tanto se declara la nulidad del requerimiento de instrucción confirmando lo que había resuelto el Juez Federal.
El tribunal de Córdoba confirmo lo resuelto por el juez federal en cuanto dispuso no hacer lugar al planteo de incompetencia de la justicia federal, pero si se aclara que si surgen nuevos elementos de juicio o pruebas, la competencia puede desplazarse a la justicia provincial para que continúe con la investigación.