La distribución de la obra pública en el Presupuesto

El 25% del gasto no tiene una asignación provincial específica. Del resto, más del 40% del gasto presupuestario se concentra en Buenos Aires (22%) y en CABA(20%). Luego aparecen Córdoba (4,5%) y Santa Fe (4,3%). Hay 12 provincias que tomadas en conjunto se asigna menos del 10% del gasto.
Según un informe del IARAF. el proyecto de presupuesto 2018 incorpora una serie de anexos en los que se describe la
ubicación geográfica donde se realizarán los gastos previstos en el mismo, estableciendo en qué provincia se harán efectivos dichos gastos, o en su caso si serán gastos interprovinciales,nacionales (en los casos en que no se puede puntualizar un territorio específico) o sin clasificación geográfica. El 25% del gasto no tiene una asignación provincial específica. Del resto, más del 40% del gasto presupuestario se concentra en Buenos Aires (22%) y en CABA
(20%). Luego aparecen Córdoba (4,5%) y Santa Fe (4,3%). Hay 12 provincias argentinas (la mitad de jurisdicciones) a las que tomadas en conjunto se asigna menos del 10% del gasto.

El ordenamiento del gasto por habitante muestra que en CABA se asignan gran parte de los gastos del nivel nacional del gobierno, cuestión lógica por constituir la capital del país donde funcionan la mayoría de las dependencias federales. Así, el gasto por habitante promedio enArgentina ($65.276) resulta alto para establecer comparaciones. Puede resultar más
esclarecedor calcular el gasto por habitante promedio excluyendo a CABA ($38.274). Aquí se
puede apreciar el cambio en el ordenamiento provincial. Provincias que figuran entre las
últimas en el listado de participación en el gasto total, como Tierra del Fuego o Santa Cruz,se ubican ahora como las más favorecidas considerando el gasto por habitante de dichas regiones. Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba quedan en este indicador por debajo del promedio.

La información de la distribución de uno de los tipos de gasto como es el gasto en capital, cobra relevancia al presentarse el proyecto de presupuesto para el próximo año. La forma enque se distribuye este gasto entre las jurisdicciones argentinas muestra en definitiva el mapa de la obra pública que se realizará con fondos nacionales. 
Para 2018, se presupuesta un Gasto de Capital de la Administración Nacional por $210.941 millones (1,7% del PBI). Nuevamente, el análisis puede realizarse en términos agregados, oconsiderar los montos que en promedio impactarían sobre cada habitante según donde viva.

El 38% del gasto de capital total no tiene una asignación específica a provincias, en cuanto esclasificado como “Nacional” o bien “”Interprovincial” (caso en que se conoce que el gastoafecta a dos o más provincias), o no tiene clasificación geográfica. De la porción restante,nuevamente Buenos Aires (15%) y CABA (10%) son los principales destinatarios, seguidos estavez por Santa Fe y Río Negro.
Los dos principales componentes del gasto de capital nacional son la Inversión Real Directa y
las Transferencias de Capital . Mediante la primera, el gobierno federal ejecuta directamente las obras. Para 2018 se proyecta que alcance los $ 62.245 millones. Las Transferencias de Capital son fondos no reintegrables que se transfieren hacia las jurisdicciones subnacionalespara que en éstas se ejecuten gastos de capital, es decir, obras. Para 2018 se espera que estastransferencias lleguen a un monto de 140.147 millones (incluyen $25.618 millones de FondoFederal Solidario, que una transferencia de capital automática al sector público provincial).

Si se considera el gasto presupuestado en Inversión Real Directa para el 2018, se tiene que RíoNegro, CABA, La Pampa y Tierra del Fuego serán las principales jurisdicciones receptoras deeste gasto, que en términos per cápita superaría con creces a la media prevista para elconsolidado provincial de $1.399 por habitante.
El ordenamiento de las provincias según la recepción esperada de fondos por habitante bajola clasificación de Transferencias de Capital muestra que Tierra del Fuego aparece aquí entrelas principales receptoras. Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza son las que menosfondos recibirían por habitante en este caso.
Transferencias de capital por habitante